Project Description

¡Ya está abierta la inscripción!

Decir-se niño, decir-se niña, decirse padres
¡¿Qué aventura?!

Las Redes del Campo Freudiano de la infancia, a través de sus núcleos de la NRCereda y laboratorios del CIEN se reúnen esta vez para investigar cómo cada niña o cada niño pueden inventar una respuesta singular a lo que no cierra al enigma del sexo más allá de ser tomados por las identificaciones al Otro o el deseo de los padres. También nos interesa poner al trabajo cómo se teje una trama en las instituciones que reciben al niño y los impases que allí se producen.
Ese día conversaremos hasta donde hemos podido llegar en una investigación que recién está comenzando e introducir nuevas preguntas junto a ustedes y nuestros invitados.

INSCRIPCIONES

Las Redes del Campo Freudiano de la infancia, a través de sus núcleos de la NRCereda y laboratorios del CIEN se reúnen esta vez para investigar cómo cada niña o cada niño pueden inventar una respuesta singular a lo que no cierra al enigma del sexo más allá de ser tomados por las identificaciones al Otro o el deseo de los padres. También nos interesa poner al trabajo cómo se teje una trama en las instituciones que reciben al niño y los impases que allí se producen.

Ese día conversaremos hasta donde hemos podido llegar en una investigación que recién está comenzando e introducir nuevas preguntas junto a ustedes y nuestros invitados.

ARGENTINA – Fundación Casa del Campo freudiano

El costo de la inscripción es de U$S 10. Se abona en pesos según el valor del dólar Banco Nación, tipo vendedor, cotización billetes, del día que se efectúe el pago.

Formas de Pago

  • Transferencia bancaria
  • Vía Internet (Homebanking)
  • Desde cualquier cajero automático Banelco o en las sucursales del Banco donde usted tenga su cuenta podrá abonar a través de una transferencia a la cuenta de la FUNDACIÓN CASA DEL CAMPO FREUDIANO
  • Depósito bancario

En las sucursales del Banco Supervielle con los datos de la Fundación Casa del Campo freudiano

Aquí podrá encontrar las sucursales y cajeros automáticos en todo el país: www.supervielle.com.ar

Datos necesarios para cualquier operación bancaria: CBU: 0270001410000050750013

IMPORTANTE

Cualquiera sea la forma de pago elegida enviar el comprobante de la operación por mail a pagos@lcdeba.org.ari

Asunto: Encuentro CIEN-NRCereda, indicando nombre y apellido para su completa inscripción.

Este paso es fundamental para completar el proceso de inscripción y recibir por mail Link, ID y clave de acceso al Encuentro CIEN-NR Cereda 2021. Recibirá también por correo electrónico el recibo emitido por la Fundación Casa del Campo freudiano de la inscripción.

ESCUELA BRASILERA DE PSICOANÁLISIS

A taxa de inscrição é de 50 reais (US $ 10).

As inscrições serão feitas nos seguintes endereços de e-mail:

novaredeceredanobrasil@gmail.com

brasil.cien@gmail.com

NUEVA ESCUELA LACANIANA

El costo de la inscripción es de U$S 10

  • Para reservar su inscripción es necesario enviar un correo electrónico con ese objetivo a la siguiente dirección:

fernandogomezsmith@gmail.com

  • Posteriormente se les indicará la forma de realizar el pago.

Decir-se niño, decir-se niña, no parece darse por sentado con facilidad cuando se trata de la sexualidad y de las formas de gozar, cuestión cuya complejidad se amplifica en esta época.

¿A qué llamamos un “decir” en psicoanálisis? No se trata de aquello que se despliega en los dichos, en las palabras – que se diferencia de su literalidad – sino de lo que está atrapado en esos dichos, que pertenecen a otro campo, inasible por los significantes, que habita en cada quien, y que llamamos goce.

Sin embargo, para estructurarse como hablante se precisa la entrada en la dimensión significante, que es la del lenguaje. Es por ello que decimos que cuando llegamos al mundo nos recibe el Otro, y en tanto tal somos hablados por éste, del que dependemos para ese proceso de estructuración. Pero hay algo más allá del Otro, enigmático, que requiere otro modo de proceso constitutivo, pues concierne a ese campo otro.

Con el decir-se introducimos aquello que de cada niño como sujeto escapa a lo que el Otro estructura y nombra: se trata de la captación de una dimensión extranjera al lenguaje, la del goce, siempre traumática, respecto de la cual cada quien debe hacer una elección. ¿Cómo ocurre esto respecto de la posición sexuada? ¿Cuándo? No se trata de tiempos evolutivos, cronológicos, sino de una temporalidad siempre única para cada uno. El tiempo en que se produce ese despertar, que toca el cuerpo, de algo que toca el límite de lo decible. Este algo va más allá, en ocasiones no sin los nombres tomados del deseo de los padres o de las identificaciones al Otro o surgidas del deseo de los padres. A partir de esto, nadie más que cada niña o cada niño pueden inventar allí una respuesta singular.

Por otro lado, decir-se padre o madre, no es tan evidente en este momento como podría suponerse. Se abren otras preguntas: si lo que cada sujeto pasa a nombrar en singular es su deseo de advenir padre o madre, de asumirse como tal ¿cómo subjetivar a partir del trabajo analítico con el niño, no sin sorpresa, su lugar? ¿es posible articular el amor, el goce y el deseo en ese advenir padre o madre?

La aventura, entonces, nos remite a los caminos que se recorren en esta búsqueda. Para los niños y niñas, los padres –si los hay- son un punto de partida ciertamente, pero ocurren también algunos encuentros que van tejiendo una trama, una red, en los consultorios o en las instituciones que los reciben.

Miller, en “El niño y el saber”[1] subraya cómo los distintos discursos intentan manipular, dominar y hacer de cada niño/a un sujeto a ser educado. En cambio, el discurso analítico preserva la condición de cada quien como sujeto inventor de su propio modo de decir-se, también en lo que respecta a su condición sexuada.

En ese sentido, debemos considerar la posición que más conviene al analista para que el niño pueda construir la serie de respuestas a su cuestión más íntima. Y el trabajo de los profesionales de distintas disciplinas que se ocupan de los niños, – a quienes estos les dirigen sus preguntas, desplegando sus respuestas- como sujetos que ponen en juego sus saberes y se topan con impasses respecto de qué hacer en muchas ocasiones. Un trabajo de los niños y sus padres, no sin los otros. Una vía que nos invita a extraer lo inédito del encuentro.

En esta perspectiva múltiple, variada, es como abrimos el trabajo de interrogación sobre el advenimiento de estos decir-se únicos y singulares, en cada caso.

Respecto de las cuestiones de más actualidad que conciernen al debate sobre las diversidades sexuales, es un tema al que nos acercamos con cuidado, con más preguntas que respuestas, que ofreceremos –igual que todo lo demás- al trabajo de la Conversación.


[1] MILLER, Jacques-Alain. El niño y el saber. Em: Carretel 11. Bilbao, 2012.