Conocidas como muñecas de amor, surgen en Japón en 1981. Hechas de silicona y equipadas con cabeza y vagina desmontables, poseen apariencia extremadamente realista, tamaño naural y textura de piel humana. Adquiridas especialmente por discapacitados físicos y viudos, ella son tomadas no apenas como meros objetos sexuales, sino también como prótesis afectivas.

Angélica Tironi, Rio de Janeiro, Brasil

Traducción: Carolina Vignoli.