Es una forma de usar las palabras para engrupir (enamorar) o conquistar a alguien que te gusta mucho. No se dice «decir cosas lindas» sino “meter labia”. (Martha Idrovo Vanegas. Asociada a la NEL-Santiago, Santiago de Chile).