El deseo del análisis no es un deseo puro. Es el deseo de obtener la diferencia absoluta, la que interviene cuando el sujeto, confrontado al significante primordial, accede por primera vez a la posición de sujeción a él. Sólo allí puede surgir la significación de un amor sin límites, por estar fuera de los límites de la ley, único lugar donde puede vivir

Jacques Lacan, Seminario XI, Los cuatro conceptos fundamentales del psicoanálisis. Bs. As. Paidós. 2008. P. 284