expresión que implica estar muy tomado por alguna cuestión que, por supuesto, no incluye a la otra persona, y que nos imposibilita o limita el generar un encuentro con ella. En general, tiene que ver con una situación personal introspectiva y de semicrisis. Muchas veces también se dice: «estoy medio en una». Ejemplos: «no tengo muchas ganas de verte hoy, estoy en una», o: «tenía re ganas de verte hoy, pero estoy medio en una». (Julia Zack, Buenos Aires, Argentina)