La expresión «Estar enguayabado» se usa en Venezuela cuando una persona está despechada al sufrir un desamor por la ruptura de una relación o por un amor no correspondido. El origen de esta palabra se remonta a una leyenda de un preso de la Rotunda (cárcel en Venezuela) en 1923, que se refugiaba bajo la sombra de un árbol de guayaba a rumiar su tristeza, añorando con nostalgia a los suyos y la libertad. Los otros presos comentaban «que estaba Enguayabado».

Carolina Carrillo, Asociada Nel-Caracas, Caracas, Venezuela