Sentir tristeza, pena o desánimo por un conflicto o por la ruptura de una relación amorosa. Por ejemplo: «Cuando hablamos la semana pasada, ella andaba a moco por la discusión con Marcelo». (José Luis Obaid, asociado a la Nel-Santiago, Santiago, Chile).